Lo que nadie nos contó sobre las dificultades de aprendizaje

Cuando estudiamos Logopedia y vamos especializándonos en aquello que más nos gusta, aprendemos muchísimo sobre evaluación, diagnóstico e intervención. Sabemos un poco sobre todo… y nos preparamos para recibir “casos reales”, en mi caso, “niños reales”.

 ¿Qué ocurre cuando “te llega” el primero?

Que poca cosa de lo que estudiaste y de lo que aprendiste en su día vale.

Eso ocurre.

 Poco a poco, o quizás de golpe, te das cuenta de que no se trata solamente de enseñarles a pronunciar la r, de enseñarles a leer, de ayudarles a organizar sus estudios o a aprobar exámenes (entre otras muchas cosas).

 No, no se trata sólo de eso.

Hay mucho más que no nos contaron…

 Hablo de todos los niños en general, pero especialmente de aquellos que no eligieron tener una dificultad de aprendizaje.

 De aquellos a los que se les exige seguir un ritmo de aprendizaje determinado, cuando todos sabemos que no existen dos personas que aprendan igual.

 De aquellos que acostumbran a escuchar desde bien pequeños que son vagos,   que no saben, que todo lo hacen mal y que no se esfuerzan lo suficiente, cuando todos sabemos que no es que no quieran, es que no pueden.

 De aquellos que se sienten inferiores, pequeñitos e inútiles frente a sus compañeros… porque todos sabemos que llegan a sentirse así y peor aún, a creérselo.

 De aquellos a los que se les reprocha, se les discrimina, se les anula, se les niega, se les juzga, se les ignora… porque se piensa que en su comportamiento hay una mala intención… cuando todos sabemos que no es a propósito.

 De aquellos que se sienten incomprendidos y lloran en silencio, cuando todos sabemos que necesitan que alguien les pregunte o se preocupe por cómo se sienten.

 De aquellos que, en definitiva, han perdido la motivación, la ilusión y la autoestima, porque todos les han dicho las dificultades que tienen… pero no sus posibilidades.

 Y esto, esto es una gran injusticia.

Creo que como personas, como adultos, como profesionales… tenemos la obligación moral de cuidar esos aspectos emocionales que son esenciales en sus vidas.

 Porque trabajar con ellos supone un aprendizaje diario. Supone conocerles, entrar en su vidas, convertirse en una persona de confianza para ellos, ser alguien de referencia… Lo que les enseñe, lo que les transmita… va a crear una gran influencia sobre ellos.

 Y eso…

¡ES UNA ENORME RESPONSABILIDAD!

 Y si a todo esto le añadimos que una determinada situación de aprendizaje es recordada en función de lo que se ha sentido… no me queda otra que decir que nos queda mucho por aprender, mucho por aplicar y mucho por descubrir.

Yo estoy dispuesta a ello.

No olvides que, si aún no lo has hecho, puedes suscribirte a mi blog.

¡Puedes hacerlo haciendo clic  aquí !

O visitar mi página web: www.neuroteruel.com 

Comentarios en “Lo que nadie nos contó sobre las dificultades de aprendizaje

  1. Hola,soy Lizbeth,tengo una hermosa hija de 8 años que se llama Almendra….Este año repitiò segundo,suspendio todo los cursos..Desde pequeña ,el profesor decia que era vaga,vaguilla,que ella esta en su mundo…El otro profesor decidò que repitierà,pues no la ve o veìa para entrar a tercero..Ahora tiene una maestra que segùn me dicen es buena..yo me pregunto buena? buenos? Me puse a leer sobre dislexia,por que al contarle a una amiga que es profesora como era mi hija,me recomendo llevarla a un logopeda o que le hagan un diagnostico..Ella aun con 8 años no sabe leer bien…Las letras las confunde,inventa por decirlo asi,palabras que no existen mientras lee…Fui a una reunìon con un encargado,pues la direcciòn le habìa dado una lista con el nombre de los niños para ver si necesitaban aùn estar en apoyo…que apoyo? hace tres años que mi hija lleva apoyo y no veo un avanze y estoy desesperada–Vivo en Estepona y busco a una buena logopeda ,lastima que usted este lejos…..pero no se que hacer,ni como ayudarla¡¡¡¡

    1. Hola Lizbeth!

      Por lo que me cuentas, no es normal que con 8 añitos tu hija presente esas dificultades. Lo importante que debes saber es que tu hija no es vaga, ni mucho menos. Simplemente, tiene una dificultad y necesita aprender de otra manera. Ahora bien, necesita a alguien que le enseñe.

      Entiendo que estés desesperada.
      Si necesitas información o resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto conmigo al e-mail que aparece en mi página web y estaré encantada de ayudarte.

      Un fuerte abrazo y sobre todo, mucho ánimo.

  2. Hola soy karinaveronicadeleo la mamá de Tomas desde el jardín note que era más lento que el resto fue a fonoaudiologa, psicóloga que me derivo en psicopedagogía y ahí estamos cambiamos a diferentes ninguna me convencia al final me dicidi a apostar a una por Tomas quizás por miedo mío le pedí el diagnóstico por escrito y me lo va a dar aún no cuando retomemos este año se lo volveré a pedir y no tiene un diagnóstico firme ejemplo no add no es tgd no es nada pero ss lento bueno cuando lo tenga le volveré a preguntar genera tanta angustia tanto a el que se da cuenta como a mi y mis recursos económicos son justos me pide maestra particular fono se me complica soy viuda ya veré sólo quería saber como sigo soy de Argentina lamentó lo lejos que estas pero se que tus palabras me ayudarán gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *