Sobre la polémica del TDAH

Por alguna razón que desconozco ha vuelto a salir a la luz la gran polémica creada en torno al TDAH. Un debate sobre si existe o no existe, de si se diagnostica demasiado, de si la medicación es o no apropiada, de los efectos adversos de la misma…

Hay mucho en juego, numerosos argumentos y demasiadas inclinaciones de balanza.

Y yo puedo decir desde ya que no voy a daros la respuesta a estas preguntas, pero sí me parece interesante participar en este debate. Porque afecta a mi trabajo de forma muy directa.

En relación a los intereses “ocultos”: ¿Tienen algo que ver las empresas farmacéuticas?

 El otro día vi un documental que me hizo pensar… y lo extrapolé a la polémica relativa a la existencia o no del TDAH.

El documental habla de cómo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) se basa en opiniones de científicos, la mitad de los cuales tienen vínculos con la industria alimentaria. Ésta, a su vez, utiliza estudios de la EFSA (que se suponen independientes) para defender sus intereses. (Si quieres saber más al respecto, pincha aquí).

Y si a esto le añadimos cómo la publicidad transmite los mensajes a la opinión pública y como ésta los entiende… se me plantean varias dudas:

Si esto ocurre en el ámbito alimentario, en la mismísima Autoridad de Seguridad Alimentaria que tiene como misión controlar aquello que comemos…

¿Por qué no va a ocurrir en la industria farmacéutica?

¿Por qué no es posible que la comunidad científica (o parte de ella) que investiga sobre  TDAH responda a los intereses de ésta, que es la que desarrolla los tratamientos farmacológicos para combatirlo?

¿Cómo sabemos de qué manera debemos filtrar la información que nos llega de los diferentes medios?

¿Qué información elijo?

¿Y de quién?

Son preguntas lanzadas al aire, preguntas que yo misma me hago, aspectos que yo misma me cuestiono… por supuesto, sin ninguna pretensión de realizar acusaciones o señalar con el dedo a nadie.

Sobre la existencia o no del TDAH

 Más allá de los posibles intereses que pueda haber, tanto los profesionales que trabajamos con niños y niñas con déficit de atención con o sin hiperactividad, como sus padres y profesores, sabemos que algo ocurre. Una alarma se nos dispara cuando vemos que el comportamiento del niño está incidiendo de forma muy directa y perjudicial en su vida y en la de aquellos que se encuentran alrededor.

Durante muchos años, ha existido una polémica similar con la existencia o no de la fibromialgia. Hasta hace relativamente poco, se decía que los síntomas eran psicosomáticos, es decir, que tienen un origen mental.

Cuando se desconocen las causas y no existe un marcador específico que permita el diagnóstico, puede argumentarse y podría ser razonable, que algo no existe. Pero no es esa la realidad del que lo padece.  Los síntomas están ahí y la persona que los padece no se los inventa, los tiene. Y en TDAH ocurre lo mismo.

Eso sí, ¿todas las personas que sufran dolores (por decir uno de los síntomas entre los muchos que hay) tienen fibromialgia?

O en el caso que nos concierne, ¿todos los niños o niñas que se mueven mucho o no son capaces de mantener la atención tienen TDAH?

Considero que un buen diagnóstico, en estos casos, es promordial.

Tiene los síntomas… pero, ¿pueden tratarse?

Existen tratamientos, tanto farmacológicos como psicopedagógicos, logopédicos o psicológicos (dependiendo del profesional que los trate).

No es mi intención determinar cuál es el mejor, porque no me corresponde a mí hacerlo. Sé que existen, lo que suponen y cómo pueden ayudar o no.

Y en mi opinión, y es únicamente una opinión, los profesionales debemos de disponer de toda la información posible a nuestro alcance, ser capaces de cuestionárnosla ¿por qué no?, y transmitirla de forma neutral para que aquellas personas a las que informamos sean capaces de elegir por sí mismas.

 NOTA: Como toda opinión, todas las cuestiones que planteo están sujetas a críticas, y si son constructivas, mucho mejor, así aprendemos todos 🙂

En mi próxima entrada explicaré lo que ya se conoce sobre el TDAH, su versión científica explicada para todo tipo de públicos.

¡No te la pierdas!

 

Y no me puedo despedir sin antes recordaros que…

¡Ya podéis suscribiros a nuestras entradas de blog para recibirlas directamente en vuestra bandeja de entrada!

Sólo tenéis que hacer click  aquí. 😉

O visitar nuestra página web: www.neuroteruel.com

 

Aporto los siguientes enlaces en relación con el tema:

http://lapsico-goloteca.blogspot.com.es/2014/04/reflexiones-sobre-el-diagnostico-de-tdah.html

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20141020/abci-trastorno-deficit-atencion-201410171200.html#.VEVZBZxDrqc.facebook

http://jingshenfengxi.blogspot.com.es/2014/09/dsm-contestado-por-su-exdirector.html

http://www.fundacioncadah.org/web/noticia/decir-que-el-tdah-no-existe-es-una-irresponsabilidad-y-una-temeridad.html

https://www.youtube.com/watch?v=frsJnB5GQ28

http://www.reumatologohernandezcollados.com/Articulos/fibromialgia   .html

 

Comentarios en “Sobre la polémica del TDAH

  1. La industria farmaceutica es muy poderosa, al nivel de bancos y compañías de seguros. Creo que ninguno olvidamos el famoso capítulo de los Simpsons en que le diagnostican a Bart de TDHA y le recetan Ritalín… jejeje

    Considero que sí que existe ese trastorno, es decir, cómo bien dices ALGO PASA. Otra cosa es la respuesta o las acciones para tratar de solucionarlo. Y eso se lo dejo a los expertos 😉

    Un debate muy interesante!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *