Creatividad y Logopedia ¡Tengo una idea! Te la cuento…

Se me ha ocurrido esta entrada de blog a raíz de darle vueltas y vueltas a la cabeza en relación a un caso de dislexia en el que llevo trabajando un par de años. Y me he dado cuenta de una cosa: cuántas más vueltas le doy a un asunto en relación a un caso, más me gusta mi profesión. ¿Por qué? Os preguntaréis… muy simple. Porque no es una profesión estática.

Te obliga a ingeniártelas de mil maneras, a buscar soluciones, a desarrollar tu capacidad de crear, inventar, imaginar… por supuesto, todo ello te lleva en muchas ocasiones a chocarte contra un muro, o contra varios, pero, ¿y lo extraordinario que resulta detenerse frente a ellos y pensar qué hacer para continuar?

La creatividad, sin duda, es nuestra herramienta más poderosa. Nos ayuda a sentirnos vivos y motivados por lo que hacemos día a día.

Y por eso quiero compartir con todos vosotros una idea… no es brillante, desde luego, pero me anima a continuar escalando ese muro y a intentar hacer mi trabajo lo mejor posible.

Veréis:

He podido comprobar y es algo completamente razonable, que un niño o niña con dislexia siempre va a encontrase desmotivado frente a tareas relacionadas con la lectura, a no ser que las hagamos un tanto atractivas… si se las presentamos una tras otra, sin lógica ni sentido, sin ningún tipo de aliciente… de poco servirán. Así que en su día, y cuando me di cuenta de esto, inventé un juego de rol en el que el niño tenía un personaje con una serie de cualidades que tenía que ir superando diferentes misiones y derrotando a diferentes enemigos.

Personaje del juego

 

Algunos de sus accesorios

En cada misión trabajamos unos contenidos determinados a través de tareas en las que consigue puntos de experiencia, puntos para batalla, puntos de energía y monedas para ir comprando diferentes accesorios. Una de las misiones, por ejemplo, fue un “elige tu propia aventura”, a través de la cual fuimos trabajando los signos de puntuación.

Desde luego, el niño está completamente motivado y aunque en todas las tareas se trabajan aspectos relacionados con la lecto-escritura, el simple incentivo de tener un personaje, ganar puntos y verlo evolucionar ha hecho que las sesiones se conviertan por completo en un juego, para él y para mí, que me lo paso bomba.

Ahora bien, han llegado los temidos sinfones. Sí, estos mismos: pla/pra, bla/bra, fla/fra, gla/gra, cla/cra, tra, dra… Y no hay forma de avanzar. O esa es mi impresión. Y todo esto es lo que pasa por mi cabeza:

¡Bienvenida desmotivación!

¿Qué hago contigo?

Vuelta a empezar…

¡Otro muro que escalar!

No me vengo abajo…

¿Qué puedo hacer?

¿Cómo lo hago?

¿Cómo planteo las sesiones?

¡Eureka! ¡Una idea! Voy a darle forma…

¡Bienvenida motivación!

¡Empezamos a trabajar!

Voy a trabajar en esa idea… Si me esperáis… ¡os la cuento en la siguiente entrada!

¿Y todavía no sabes que puedes suscribirte en mi blog?

Sólo tienes que hacer click  aquí. ;)

O visitar mi página web: www.neuroteruel.com

 

Comentarios en “Creatividad y Logopedia ¡Tengo una idea! Te la cuento…

  1. Hola maria.premero te felicito pour este cit maravilloso. Yo personalmente me gusto mucho y aprender. Es muy enteresante.y segundo por la energía positiva que transmites y el entusiasmo.. Voy asegir tu bloc y gracias por compartir con nosotros. Buena suerte y continuación.

Responder a María Benavent Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *