La aventura de emprender

Mis primeros pasos en Teruel

Esta vez mi entrada no va a hablar sobre ningún trastorno en concreto. Llevaba tiempo queriendo escribir sobre todo el proceso que me ha llevado a la creación de mi página web y del blog y a mi situación actual en la ciudad de Teruel.

 Es una entrada muy personal pero que quería compartir, porque quizás much@s de vosotr@s hayáis sido también emprendedores, y os haya tocado empezar un proyecto de cero, o tengáis uno y queráis comenzarlo…

 Cuando se tiene una idea en mente, un proyecto de vida, un sueño… a todos nos viene la gran duda: ¿por dónde empezar?

Y lo que más complicado me parecía a mí: ¿Cómo empezar de cero en una ciudad como Teruel, donde apenas conozco a  nadie y dónde apenas nadie me conoce?

Respuesta: Por el principio, diría yo. ¿Y cuál es el principio? El mío surgió con el descubrimiento de un blog que encontré completamente por casualidad. El blog de Hana Kanjaa.

http://www.hanakanjaa.com/blog/

Su entrada no tenía nada que ver con lo que yo buscaba, pero curioseé un poquito en su web y me di cuenta de que era coach y que ayudaba (y ayuda) a las personas a llevar sus proyectos y sueños a cabo, y justo ese mismo mes, publicitaba las llamadas sesiones de mentoring a través de videoconferencia.

Tardé poco en hacer clic para inscribirme.

¡Era mi señal!

Y esto fue lo que aprendí:

(Haz clic sobre testimonios. El mío es el número 15)

Testimonios

Ese fue mi primer paso. El primero de muchos que fui dando. La creación de la página web duró todo un año: qué servicio voy a ofrecer, cómo lo voy a hacer, a qué público voy a dirigirme, qué lenguaje voy a utilizar… y posteriormente: desarrollo de contenido, cientos de pruebas fotográficas para seleccionar las más adecuadas a cada sección de la web, diseño de los dibujos personalizados, horas y horas delante de una libreta… y de un ordenador.

 Eso sí… no lo hice sola. No habría podido con mis escasos conocimientos.

Y por eso quiero dedicarle este parrafito a esa persona que ha estado en este proyecto desde que sólo era una idea:

A mi webmanager, a mi diseñador personal, a mi coach particular, a mi entrenador físico y emocional, a mi psicólogo sin serlo, a mi profesor, a mi fotógrafo, a mi informático, a mi asesor, a mi nutricionista y cocinero,  a mi apoyo, a mi compañero de viaje…

A esa persona que siempre ha estado y está y sin la cual, nada de lo que he hecho durante estos dos últimos años tendría sentido ni hubiese supuesto tantísimo crecimiento personal y profesional.

Si tomáis la decisión de emprender, ojalá tuvieseis a alguien cerca que os diga que sois capaces de hacer lo que os propongáis tal y como lo he tenido yo 🙂

 Y aún así, el camino sigue sin ser fácil.

Porque el peor enemigo que uno puede tener… es uno mismo.

 Y es que cualquier proyecto es una espiral. Una espiral que comienza a girar y a crecer en diferentes fases y pasando siempre por puntos equidistantes.

Cuando pasas por esos puntos, es cuando puede haber un momento de crisis, a pesar de contar con la experiencia de la vuelta anterior *.

La dichosa pregunta: ¿y ahora qué?. Mi gran “amiga” la INCERTIDUMBRE y el maldito auto sabotaje. Y todo lo que ello conlleva: ansiedad, bloqueo, culpabilidad…

 Tuve que hacer este dibujo en uno de esos momentos:

¿Y sabéis qué?

 Que efectivamente, tuve que pedir ayuda, o al menos, dejarme ayudar, tuve que pararme a reflexionar, pensar en los primeros pasos que di y en hacia dónde me habían llevado, en la experiencia adquirida desde entonces, hacer un balance de todo lo conseguido hasta ese momento. Echar un vistazo al pasado y otro al futuro. Y seguir avanzando.

 De eso se trata. Si no te mueves… no avanzas. Y avanzando el propio camino te va mostrando pequeñas señales. A veces te encuentras hasta con extraordinarias oportunidades con las que no contabas. Y es en esos momentos cuando parece que te inyectan una dosis de motivación y de fortaleza para continuar persiguiendo tus sueños, tus metas, tus objetivos. Paso a paso y aprendiendo cada día.

 ¿Por qué emprender?

 No es una decisión. Es un estilo de vida.

¿Y todavía no sabes que puedes suscribirte en mi blog?

Sólo tienes que hacer click  aquí.

O visitar mi página web: www.neuroteruel.com

* La imagen de la espiral surge de la llamada Teoría de la espiral, definida por primera vez por Barry Boehm en 1986 y que consiste en un modelo de ciclo de vida de software, utilizado generalmente en ingeniería de software.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *