¿Preparados para la vuelta al cole?

Empieza un nuevo curso tras unas laaaargas vacaciones de verano.

¿Preocupados porque pensáis que a vuestros hijos/as se les ha olvidado todo lo que aprendieron el curso pasado?

Seguramente lo hayan hecho sí, pero eso no es motivo de preocupación. Miraros a vosotros mismos, tras dos semanas o un mes de vacaciones, cuando el primer día de trabajo enciendes el ordenador y piensas…

 “¡MADRE MÍA! ¿ PERO POR DÓNDE EMPIEZO?”

 No sé a vosotros pero a mí me pasa cada año.

Así que ahí van unos cuantos consejitos:

Como ya sabéis, uno empieza muy relajado, pensando que queda toooodo el curso por delante. Y sí, así es, pero… ¿no es cierto que ya en junio vuestros hijos/as van más agobiados (y vosotros también) porque se acaba el curso y hay que recuperar? ¿porque hay que conseguir tal nota para llegar a la media? ¿porque su rendimiento ha ido bajando a medida que ha ido avanzando el curso y ya apenas queda tiempo? ¿porque hay que hacer un esfuerzo mortal en el último momento?

Bueno, bueno, hay tiempo sí, pero, aprovechemos este periodo de adaptación para enseñar buenos hábitos de planificación que puedan durar todo el curso. Agendas, horarios de asignaturas, horarios de extraescolares, horarios de realización de deberes, horarios de estudio… ¿por qué esperar a última hora?

La planificación por un lado. Por otro, las expectativas.

¿Qué expectativas tenéis en relación a este curso escolar?

 Si queréis que vuestro hijo/a saque bueniiiiiiísimas notas y tenga el día 100% cubierto de actividades que mejoren su rendimiento y de extraescolares, quizás es el momento de tener en cuenta una cosa…

 Su rendimiento irá asociado, en parte, al nivel de estrés que tenga.

 Sed cautos a la hora de elegir las actividades fuera del colegio. ¿Cuántas horas pasan en el colegio? ¿Ocho?

 Por supuesto, está genial que toque un instrumento. Es estupendo que practique deporte, es maravilloso que aprenda un idioma…

Pero haceros varias preguntas:

¿Ha tenido opción de elegir?

¿De cuánto tiempo dispone al día para jugar, descansar, para ser niño/a o simplemente para estar con sus padres?

 Y lo que es más importante, ¿qué mensajes les estamos enviando?

 Quizás os suene alguno de estos:

 “Tienes que esforzarte más que el año pasado y sacar mejores notas”

“Si no te esfuerzas lo suficiente no serás nadie en el futuro”

“Es importante que saques buenas notas”

“Tienes que ser más organizado”

“Este curso es decisivo”

“Ya sabes que las matemáticas son tu punto débil”

etc, etc, etc.

 ¿Por qué no cambiamos esos mensajes por estos otros?

 “Es importante que este año aprendamos a planificarnos bien, te ayudaremos en lo que haga falta”

“Por supuesto, es necesario que pongas de tu parte, habrá veces que te costará, pero seguro que lo consigues”

“Las buenas notas son secundarias, hay que preocuparse por el día a día, ya verás cómo podemos conseguirlo”

“Te ayudaré a organizarte cuando me necesites”

“Aprovecharemos al máximo tus puntos fuertes porque hay muchas cosas que sabes hacer muy bien”

Simplemente, hagamos que nuestros niños y niñas vivan felices.

No les sometamos a tanta presión.

Son sólo niños.

¡Feliz inicio de curso a tod@s! 🙂

Y si es la primera vez que aterrizas en mi blog,

debes saber que puedes suscribirte haciendo click  aquí ,

O visitar mi página web: www.neuroteruel.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *